domingo, 3 de marzo de 2019

TENGO LA ALEGRÍA

"A veces tu alegría es la fuente de tu sonrisa
pero a veces puede ser tu sonrisa la fuente de tu alegría".
Thich Nhat Hanh

Tengo la alegría metida en el cuerpo

como una bola de fuego, me calienta

tengo la alegría plantada en la cara

como una flor que me acaricia

llevo la alegría metida en los zapatos

-¡tan natural mi caminar!-

la alegría se expande como el big bang

y llega hasta a ti que estás leyéndome

tengo la enfermedad de la alegría

que es contagiosa y yo me he contagiado de esta

con batukadas, encuentros y -hasta pronto- despedidas.

Tengo la alegría bailando entre mis dedos

como el ritmo de las teclas de un piano

es calmada esta alegría, y radiante

como el sol estático en lo alto del cielo

de esta primavera adelantada

y esta mujer que sonríe, soy yo

y esta mujer que a veces llora, soy yo

y esta mujer, esta que desea soy yo

esta mujer que se emociona, que sufre, que canta, que regala su amor

sigo siendo yo.

Pdta: "Quizás pueda recordar con amabilidad hacia mi misma, que "esto también pasará".

jueves, 14 de febrero de 2019

DESPIERTA


























Me siento salvaje como una rosa a punto de estallar

como el sol radiante que me ciega al mediodía

me siento libre como el cielo abierto

como el destino sin conocer

como una mariposa que no sabe del alfiler

me siento afortunada por descorrer las cortinas

porque por fin he tirado a la basura todas las medicinas

me siento iracunda de amor como una espiral infinita

como los cuadros de Escher,

he dejado de tener en cuenta La Perspectiva

y quiero que confíes en mí

aunque nada es seguro

poderme caer

porque estoy de pie

es mejor que estar sentada o de rodillas.

miércoles, 13 de febrero de 2019

CAMPANA DE LA MAÑANA


















Suena la campana de la iglesia encalada

todo el sol está allí arriba en lo alto

yo permanezco tumbada en la cama

pero todo el sol está allí arriba en lo alto

miro la luz que se cuela por la ventana

me doy la vuelta y vuelvo a girarme hacia la luz

quiero ir donde está a donde suena esa campana

es un lugar que se enciende en mi mente

y en mis rodillas crecen amapolas de nieve

como si el corazón de las cosas estuviera

siempre presente en mi mundo ausente

donde nada me guía y todo tiene su color

el mundo es bello y bella es la sonrisa del tren

me lleva donde nunca he estado

me lleva a donde siempre estaré.

martes, 22 de enero de 2019

Las ruedas viejas del carro chirrían

siempre ha sido así, así es como funciona

porque si las estrellas lo ven rodar esta noche

la luna parará el tráfico para dejarle pasar.

Y cuando sale el sol, el carro descansa en la pradera

los chicos juegan, todas las mentiras que no concordaban ayer

hoy las echan a pares y nones

siempre ha sido así, así es como funciona

cuando la luna para el tráfico para que pase.

domingo, 25 de noviembre de 2018

Quisiera que tus ojos no terminasen

de expandirse nunca, como una suerte de río

o de mar o quizás el océano

quisiera que tus pasos no terminasen

de llegar nunca, como una suerte de viaje interminable

o una bandada de aves en el cielo

quisiera para tus manos un tejido

de otras manos, para que nunca te cansases de ti

pues estarías en tanto con los otros

quisiera para tu cuerpo el abrigo

de otros cuerpos, como un planeta

complejo y redondo o terminado

quisiera para tu voz un cántaro de agua fresca

quisiera para tu quejido un crujido de huesos

tan real que no pudiera negarse y una palabra cercana

como la caricia que cura la fiebre

quisiera para ti una vida digna de ti

y para mi quisiera siempre el regalo

de tu compañía tranquila y vibrante.
Quisiera una lluvia de estrellas para tus ojos

un vasto mundo de colinas interminables

el cielo todo abierto al sol

o unas huellas de arena en el mar.

Todo esto es lo que deseo, pero no basta.

La realidad pone luces de navidad a su antojo.

Quisiera que todo fuera como imaginamos

pero imaginar no basta: las ramas secas

entrelazan su suerte a la del cielo

mientras clavan su raíz en la tierra.
La mirada: un ojo que flota sobre mí

mientras yo voy dormida por calles imaginarias

he vertido el agua azul en el prado verde

sin importarme las consecuencias.

Hoy el mapa ha desaparecido de mis manos

hoy el hambre ha encontrado su ser

hoy me quedo, hoy permanezco en mí

por raro que parezca el escenario.
Dejaré de buscar

dejaré que me encuentre.
Con la primera luz

busco mis ojos

pero están cerrados

en la noche

como una concha

en una calavera.

Dibujo sones amarillos

para el banjo de la noche y sus estrellas.

lunes, 3 de septiembre de 2018

Respiro levemente el aroma de la brisa

dentro de los confines aéreos de la calma

como algo inagotable que termina

recibo el pan sagrado de tu vientre

y la mirada altiva de la estatua

camino días escurridizos como pez

resbalando en aceras conocidas de otro tiempo

pero el día siempre vuelve y lo alabamos

porque la vida late en tus pasos de cartón

en las zapatillas crujientes de organdí

en el mundo que nos acecha y nos muere

reviviéndonos luego como manos palomas

para salir al encuentro del vuelo insospechado

como libres ángeles negros de la palabra desconocida.

lunes, 20 de agosto de 2018

Venimos de una estirpe de raíces ancestrales

escuchamos el sonido del viento sobre los manantiales

y nos susurra vestigios de las ruinas de Roma

puede ser por eso que no respondamos a nuestros nombres

pues si el destino de los hombres se encuentra junto al de los demás hombres

¿por qué habríais de apartarnos?

Huimos de las sombras que han de hablar

de aquello que escondéis y que gusta de perseguirnos

somos aquellos a los que no supisteis educar en sociedad

porque no os importábamos lo suficiente o porque os venía bien así

-lo mismo dá-

normalicemos su situación y llamémosles enfermos, locos, dijisteis

mientras buscabais el lugar donde había habitado un corazón

una bandada de pájaros voló y se posó en un gran árbol

y dicen que sus raíces son doblemente su altura visible.

Venimos de una estirpe de raíces ancestrales

ningún genoma ha conseguido demostrarlo.